Saltar al contenido

Análisis de lectura: Casa tomada, de Julio Cortázar


Casa tomada, es uno de los cuentos más leídos y analizados del escritor Julio Cortázar; son múltiples las interpretaciones alegóricas que se le han dado, e incluso el día de hoy se sigue analizando. A continuación haré un análisis de lectura de este misterioso cuento en el que pretendo descubrir las herramientas literarias utilizadas por Cortázar para construir esta joya de la narrativa breve hispanoamericana.

Título: Casa tomada

Autor: Julio Cortázar

Género: Cuento de narrativa fantástica

Primera publicación: 1946

Formato: Revista Anales de Buenos Aires

Trama

Dos hermanos de poco más de cuarenta años de edad viven solos en una antigua casa familiar en la que “podían vivir ocho personas sin estorbarse”.  Son los últimos de su genealogía y tienen dinero suficiente para no tener que trabajar, así que solo se dedican al mantenimiento de la casa y a sus aficiones. Un día se dan cuenta que en la casa hay una especie de “invasores” que empiezan a desplazarlos.

Personajes

Irene: Es una mujer afable y paciente que la describe el narrador como “una chica nacida para no molestar a nadie”. Con un talento impresionante para tejer todo tipo de prendas de vestir y que pasaba el día en dicha labor.

El hermano de Irene y narrador: Es la voz narradora del cuento, un hombre culto, amante de la literatura y la cultura europea. Preocupado por el bienestar de su hermana, y quien se encarga de ir los sábados a comprar lana para  ella.

María Esther: La novia del hermano de Irene, que falleció antes de que se pudieran comprometer.

La casa: Es espaciosa, silenciosa y antigua, por la que pasaron varias generaciones de la familia: los bisabuelos, el abuelo paterno y los padres de los protagonistas, así que alberga muchos recuerdos familiares. El narrador dice sobre ella lo siguiente:  “A veces llegamos a creer que era ella la que no nos dejó casarnos”.

Invasores: En el texto se dice muy poco sobre ellas, salvo que son ruidos sordos y que tienen el poder de tomar irremediablemente la casa: “El sonido venía impreciso y sordo, como un volcarse de silla sobre la alfombra o un ahogado susurro de conversación”. Pero se intuye que algún tipo de daño grave podrían causar debido al temor que producen en los protagonistas.

El carácter o personalidad de Irene y su hermano no evoluciona, lo que sí cambia es su ubicación física: al inicio del cuento viven en la casa y al final, fuera.

La casa cambia de habitantes; pasa a albergar únicamente a los invasores.

Tiempo

‘Casa tomada’ se cuenta de forma lineal es decir que el narrador nos presenta los eventos en la misma secuencia en que ocurrieron (cronológicamente), haciendo uso del tiempo verbal: pasado. El narrador emplea la elipsis para moverse entre largos periodos de tiempo, aunque no se llega a especificar el tiempo cronológico del cuento. Pero se puede deducir que se trata de varios años: “Irene rechazó dos pretendientes sin mayor motivo, a mí se me murió María Esther antes que llegáramos a comprometernos. Entramos en los cuarenta años con la inexpresada idea de que el nuestro era un…”

Por otro lado el tiempo histórico del cuento se puede ubicar después del año 1939 gracias al único dato al que el narrador hace referencia en este sentido: “Yo aprovechaba esas salidas para dar una vuelta por las librerías y preguntar vanamente si había novedades en literatura francesa. Desde 1939 no llegaba nada valioso a la Argentina”.

En 1939 estalla la Segunda Guerra Mundial por lo que esto repercutía en la entrada de libros a Argentina provenientes de Europa.

Espacio

La casa dónde viven los personajes está ubicada en Buenos Aires, Argentina, lo que es mencionado en un par de ocasiones: “Buenos Aires será una ciudad limpia, pero eso lo debe a sus habitantes y no a otra cosa”. También se hace mención a una calle o tal vez una localidad llamada Rodríguez Peña: “… la biblioteca y tres dormitorios grandes quedaban en la parte más retirada, la que mira hacia Rodríguez Peña”.

Aunque Cortázar ubicó el relato en este país sudamericano esto no tiene ninguna influencia sobre los eventos narrados.

Narrador: tono y ritmo

Este cuento está narrado en la voz del hermano de Irene. Durante todo el relato se emplea la primera persona: yo /nosotros. El narrador describe de manera minuciosa las rutinas diarias de ambos hermanos y la distribución de la casa, así como las sensaciones que le producía a él vivir allí.

Con un tono nostálgico evocando recuerdos con añoranza y evidente tristeza por lo sucedido. El ritmo es pausado debido a las descripciones. Desde el inicio el narrador deja claro que de quién quiere hablarnos es de la casa y de Irene: “Pero es de la casa que me interesa hablar, de la casa y de Irene, porque yo no tengo importancia”.

Es posible que hayan transcurrido varios años entre lo sucedido y el momento en que el narrador decide relatarlo, y que quizás Irene ya no viviera para ese entonces: “Lo recordaré siempre con claridad porque fue simple y sin circunstancias inútiles”.

Figuras literarias

En este cuento podemos encontrar el uso de muchas figuras literarias. Por ejemplo las metáforas, los símiles, y las descripciones de la casa y los movimientos de los dos hermanos por ella que son maravillosas. Creo que cuando escribimos una escena es imprescindible lograr que el lector vea con claridad el lugar (abierto o cerrado) sin que surjan confusiones en su cabeza que lo despisten. En’Casa tomada’ pareciera que Cortázar usara una cámara para mostrarnos la casa, dándonos una visita guiada perfecta.

Estas son algunas figuras literarias de ‘Casa tomada’:

Símil:

“Pero a Irene solamente la entretenía el tejido, mostraba una destreza maravillosa y a mí se me iban las horas viéndole las manos como erizos plateados, agujas yendo y viniendo y una o dos canastillas en el suelo donde se agitaban constantemente los ovillos”.

Metáfora:

“Nunca pude habituarme a esa voz de estatua o papagayo, voz que viene de los sueños y no de la garganta”.

Descripciones:

“Se entraba a la casa por un zaguán con mayólica, y la puerta cancel daba al living. De manera que uno entraba por el zaguán, abría la cancel y pasaba al living; tenía a los lados las puertas de nuestros dormitorios, y al frente el pasillo que conducía a la parte más retirada; avanzando por el pasillo se franqueaba la puerta de roble y más allá empezaba el otro lado de la casa…”

Onomatopeya:

“De día eran los rumores domésticos, el roce metálico de las agujas de tejer, un crujido al pasar las hojas del álbum filatélico”.

Personificación:

“… la casa se ponía callada y a media luz, hasta pisábamos más despacio para no molestarnos”.

¿Cómo nació el cuento Casa tomada?

En una entrevista Cortázar reveló que el disparador para escribir este cuento fue una pesadilla que tuvo un día de verano, y que inmediatamente al despertar se abalanzó sobre su máquina de escribir:

“Yo soñé ‘Casa tomada’. La única diferencia entre lo soñado y el cuento es que en la pesadilla yo estaba solo. Yo estaba en una casa que es exactamente la casa que se describe en el cuento, se veía con muchos detalles, y en un momento dado escuché los ruidos por el lado de la cocina y cerré la puerta y retrocedí… en ese sonido estaba el espanto total. Yo me defendía como podía, cerrando las puertas y yendo hacia atrás. Hasta que me desperté de puro espanto.”… “Entonces yo me precipitaba a cerrar la puerta y a poner todos los cerrojos para dejar la amenaza de otro lado. Y entonces durante un minuto me sentí tranquilo y parecía que la pesadilla volvía a convertirse en un sueño pacífico. Pero entonces de este lado de la puerta empezó de nuevo la sensación de miedo.” … “Era pleno verano. Yo me desperté totalmente empapado por la pesadilla; era ya de mañana, me levanté, tenía la máquina de escribir en el dormitorio y esa misma mañana escribí el cuento de un tirón.”

Interpretaciones

Si hay algo bello en la literatura es que un mismo texto puede tener múltiples lecturas. Y no siempre será lo que el escritor quiso expresar cuando lo escribió. Cada lector lo interpretará desde sus ojos y desde lo que necesita y quiera ver.

‘Casa toma’ es una de esas lecturas. El mismo Cortázar se sintió gratamente sorprendido de algunos análisis que oyó sobre su cuento. Una de esas interpretaciones, y la más significativa para la época en que se publicó, fue la que relaciona ‘Casa tomada’ con la situación política que vivía Argentina en aquel entonces. La casa representaría a Argentina mientras que las fuerzas invasoras que toman la casa serían los sectores populares representados por el peronismo.

Opinión personal

Destacaría la pulcritud con que Cortázar logra crear la atmósfera y el misterio, con el uso de pequeñas insinuaciones, sin revelar demasiado ni muy poco. La manera en que interrumpe la cotidianidad de los personajes con el elemento fantástico o ese elemento que queda “inconcluso”; además no lo hace bruscamente sino tan delicadamente que lo llegamos a percebir como real.

Los personajes por su parte están bien construidos, con tan solo pinceladas, sin necesidad de dar detalles mayores sobre como visten o como son físicamente.

Irene y su hermano vivían una relación demasiado rara y poco saludable, encerrados en aquella casa con resignación, aceptando sin refutar la vida que les había tocado, dejando que se les escaparan los años entre la rutina. Sin aventurarse a hacer cosas diferentes. Quizás lo mejor para ellos fue que aquellas fuerzas extrañas (fuesen lo que fuesen) los obligaran a salir de allí y a empezar una nueva vida, fuera de aquella vieja casa, llena de recuerdos a los que se aferraban tercamente. Era el momento de avanzar.

¿Y ustedes como interpretan este cuento? ¡Comenta!


DESCUBRE EL MISTERIO ESCONDIDO EN ESTE THRILLER FAMILIAR

Jhoanna Bolriv (Janna Bolriv) Ver todo

Escritora de día y lectora beta de noche. Adicta a la construcción de personajes engullidos por deseos aciagos. Amante de los thrillers, las novelas del género negro, policíaco, de misterio, terror y aventuras. No puede vivir sin el placer del chocolate y del queso. Cinéfila y manitas.

39 comentarios sobre “Análisis de lectura: Casa tomada, de Julio Cortázar Deja un comentario

  1. Una delicia de cuento. Yo siempre lo tomé desde la perspectiva que “los invasores” no son mas que los deseos reprimidos de los protagonistas de huir de esa vida que estaban llevando (o tal vez sólo del hermano de Irene y que ella asume en forma cómplice). Pero la importancia y fuerza de la casa es tal que los obliga a inventarse la existencia de una fuerza mayor que los obligue a abandonarla. ¡Vamos, que a veces es lo que nos sucede en nuestras rutinarias vidas! inventamos historias (excusas) para huir de ellas porq no logramos asumir el cambio en si mismo. ¡Saludos desde Argentina!

    Le gusta a 1 persona

  2. Casa tomada es el tipo de relato que confirma el Decálogo de Quiroga sobre los cuentistas. Tan admirador de Poe como él, comprendí las claves del horror estadounidense del que bebía este relato -incluso un breve atisbo del elemento animal-, con una tesitura muy latinoamericana: La insinuación. Mientras Poe, E.T.A Hoffmann, Quiroga mismo, et al, apelan a la explicitez, con Cortázar, Borges, Rulfo, a partir del Boom, todo será apenas referido como un reflejo -paródico y crítico- de la censura que campea y sigue campeando, en nuestros países y nuestra cultura. Abrazos y felicitaciones de nuevo, Janna…

    Le gusta a 1 persona

  3. Un cuento maravilloso, no lo conocía, recién lo descubro a partir de un curso de didáctica que estoy siguiendo. Tuve la sensación de que esos sonidos ahogados representan lo que no queremos oir, sea en el contexto personal o social, de un país, de una sociedad, creemos que tenemos que hacer la vida de una manera, instalados en un “estar” y creemos que no tenemos necesidad “de ganarnos la vida”, nos conformamos y solo las crisis, lo externo nos empuja a cambiar, son la excusa para actuar.
    Gracias por el espacio Janna

    Le gusta a 1 persona

  4. Muy interesante. Para mí, aunque sea inconciente, Julio está reflejando lo que pasa en su vida y en la política del país, el fin de la década infame y el comienzo del gobierno de facto que termina con Perón al poder no es sino la antesala de un calor que se veía venir. No nos olvidemos que Cortázar al prácticamente exiliarse a Francia dijo: me voy a Francia, los bombos no me dejan escuchar Bela Bartok.

    Me gusta

  5. Siempre me meto en páginas y blogs con la excusa de que quiero estar más segura e informada para realizar las consignas de mi tarea, pero solo quiero ver análisis variados y este blog ha estado muy completo, con las cosas que busco por separado, también fue interesante poder ver otras interpretaciones en la sección de comentarios. Buenas tardes y saludos!

    Le gusta a 1 persona

  6. Me encanto el análisis, a la primera que leí la historia pensé que solo el protagonista tenía el propósito de irse de la casa y que Irene no aceptaba irse. Por ello, Irene se sentía apenada y tal como dijeron en otros comentarios, solo era una excusa el que hayan “tomado” la casa. Luego, al escuchar la narración de Alberto Laiseca, visualice al protagonista como una persona que tenía otras intenciones con su hermana ya que ella siempre cedía a todo. Además, la primera vez que toman la casa, ellos se sienten mejor con el cambio por lo que dió lugar a otro.

    Le gusta a 1 persona

  7. Es un cuento maravilloso, en el que nos fascina el misterio, durante y luego de leerlo, ya que su final abierto nos conduce a elaborar interpretaciones diversas. En mi caso, mi sensación coincide en gran parte con algo de lo dicho aquí; que los ruidos son la excusa para abandonar esa vida a la que parece estar sometidos inconscientemente. Agrego otras percepciones personales. Creo que el aburrimiento del ocio a veces nos lleva a cambiar de rumbo sólo por buscar nuevas emociones. Por otro lado veo una represión en la relación de los hermanos, un incesto que se aproxima lentamente, con el que ambos fantasean, casi sin darse cuenta. Digo esto porque se alusión a que no pudieron contraer matrimonio con otras personas y la excusa parece ser la casa, y además porque permanentemente aparece la comodidad entre los hermanos, que se escuchan por las noches hasta la respiración, el estar cada vez más unidos en esa casa grande que va cerrándose hasta llevarlos al punto de que el escritor nos de detalles de los encuentros de sus cuerpos; se abrazan corriendo, él pasa la mano por la cintura de Irene. Me deja el cuento con muchas preguntas, porque la casa, contrariamente a lo que digo, es abandonada. Pero siguiendo con esa lógica, podría pensarse que en común acuerdo deciden estar juntos para siempre, y la casa antigua, los recuerdos y cuidados de la misma, ya no pueden impedirselos. Sólo importan ellos.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Juan Pablo:
      Excelente tu análisis. Me encantó.
      Esos pequeños detalles sobre el comportamiento de los hermanos tienen mucha tela que cortar.
      Este relato de Cortázar es uno de mis favoritos precisamente por como logra dejar pensando al lector.
      Muchas gracias por comentar.
      Un saludo enorme 🙂

      Me gusta

  8. Lo más importante de este cuento es que busqué su interpretación a través de internet y encontré esta página maravillosa. Algo más que debo agradecerle al gran Julio, al que descubrí en 1967 con su extraordinario cuento Continuidad de los parques. Abrazos para todos.

    Me gusta

  9. Hola, estoy por aquí por una tarea de una materia en la Carrera de Periodismo debo indicar que el Cuento a mi parecer deja un misterio en el Aire dado que la narración de los sucesos nos lleva al desenlace sin conclusión, abierto a cualquier tipo de posibilidades, el abandono y la dejadez a una vida sedentaria y en constante repetición (tal cual la cuarentena actual) obliga a los protagonistas derivado de un suceso dibujado como paranormal a salir de la zona de comfort en la cual cada uno de nosotros estamos reflejados de alguna manera lo “malo” que les sucedió derivó a su vez en algo positivo, de aquellos males necesarios que nos invitan a dar un paso adelante a salir de la rutina donde estamos protegidos y seguros, aunque también concuerdo con otra persona que opinaba sobre una posible relación incestuosa, cosas de la vida, solo el autor sabrá sus verdaderas intenciones.-

    Le gusta a 1 persona

  10. Esas fuerzas misteriosas que toman la casa, aquellas que los van cercando y arrastrando fuera de ella, de esa casa gigantesca, que sumada a la renta heredada, los deposita en una zona de confort e insatisfacción que ayudara a cercenar y reducir sus vidas individuales, rutinarias y solitarias que los acerca peligrosamente al incesto. Finalmente salen de esa casa/estado culposo, dejan encerrados los fantasmas, censura o prejuicios, arrojan la llave para no volver nunca más. Una nueva vida los espera ¿ individualmente o consumando un incesto?…siempre te deja ese privilegio, de encontrar lo que falta u oculta….

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Daiana.
      Gracias por tu pregunta.
      Este cuento menciona que las “presencias” que hay en la casa y que obligan a los hermanos a irse de ella no son humanas. De ser humanas ellos las hubieran enfrentado o llamado a la Policía. Si son o no producto de su imaginación tampoco se deja claro. Tales fuerzas al no ser humanas vienen siendo el elemento fantástico presente en la historia.
      Espero haberte aclarado.
      😊 Un saludo cordial.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: