Saltar al contenido

Análisis del cuento, Axolotl, de Julio Cortázar


Axolotl, de Julio Cortázar, es un cuento de género fantástico que, como pocos, es capaz de dejar al lector meditabundo y sobrecogido tras su lectura. Es un cuento que obliga a releerse sintiendo una intensa necesidad de descubrir el preciso momento en que la historia salta de lo cotidiano a lo insólito con increible naturalidad. Su verosimilitud y realismo son tan magníficos que serán pocos los lectores que se atrevan a mirar a un ajolote (axolotl) a los ojos luego de haberlo leído.

Autor: Julio Cortázar

Género: Fantástico

Primera publicación: 1956

Incluído en el libro: El final del juego

Editorial: Los presentes

TRAMA

Un hombre joven, tras visitar el acuario del Jardín Des Plantes de París, queda obsesionado con los axolotl: una especie muy extraña de anfibios. Al salir de allí se da cuenta que no puede dejar de pensar en estos seres, incluso de noche los imagina. Acude a la biblioteca para investigar acerca de ellos y se queda más fascinado. Comienza a visitar el acuario hasta dos veces al día tan solo para quedarse mirándolos durante horas.

Un día, casi pegado al cristal del acurario, atento a los movimientos de los axololt, se da cuenta con terror que han intercambiado lugar: ahora él es quien nada dentro de la pecera mientras su rostro de hombre lo mira desde el exterior.

PERSONAJES

Protagonista: Un hombre joven del que no se menciona su nombre en toda la historia; vive en París y acostumbra a transitar por la ciudad en bicicleta. Es un hombre solitario, melancólico, que no parece tener vida social ni interés por ello. Le gustan los leones y las panteras. Visita frecuentemente el zoo, demostrando una especial sensibilidad hacia los animales; posiblemente valora más su compañía que la de las personas.

Antagonista: Los nueve axolotl que nadan en el acuario del Jardín Des Plantes de París. Son anfibios endémicos de México, de color rosa translúcido. Tienen cola de pez, pequeñas patas, ojos inexpresivos, boca muy delgada y branquias arborescentes que salen de la parte trasera de la cabeza.

Secundario: El guardia del acuario; un hombre que se asombra por la manera en que el protagonista se interesa por los axololt y la frecuencia con que acude a verlos. El protagonista piensa que el guardia lo toma por un loco.

NARRADOR

El narrador del relato es un narrador-protagonista que narra lo historia en primera persona. Dicho narrador es un axololt con consciencia de hombre. Sin embargo, este narrador se desdobla a lo largo del relato, es decir, que alterna su voz entre dos identidades:

  1. Su estado de hombre (narrador-hombre).
  2. Su estado de axolotl (narrador-axolotl).

En el siguiente párrafo del cuento el narrador-hombre da paso al narrador-axolotl el cual habla desde el plural de la tercera persona: nosotros (refiriéndose a él como un axolotl más del acuario).

A veces una pata se movía apenas, yo veía los diminutos dedos posándose con suavidad en el musgo. Es que no nos gusta movernos mucho, y el acuario es tan mezquino; apenas avanzamos un poco nos damos con la cola o la cabeza de otro de nosotros; surgen dificultades, peleas, fatiga. El tiempo se siente menos si nos estamos quietos.

Cuento, Axolotl, de Julio Cortázar.

El estilo narrativo utilizado es el directo, ya que el protagonista reproduce literalmente lo que dicen los personajes.

«Usted se los come con los ojos», me decía riendo el guardián, que debía suponerme un poco desequilibrado.

Cuento, Axolotl, de Julio Cortázar.

Su mirada ciega, el diminuto disco de oro inexpresivo y sin embargo terriblemente lúcido, me penetraba como un mensaje: «Sálvanos, sálvanos».

Cuento, Axolotl, de Julio Cortázar.

TIEMPO

Tiempo verbal: El relato inicia en tiempo presente: “Ahora soy un axolotl”. Y se interrumpe la línea temporal con una larga analepsis (flashback, en inglés) para narrar los hechos del pasado (tiempo verbal pasado) que llevaron al protagonista a convertirse en lo que es en el presente: un axolotl. Es en el párrafo final cuando el narrador retoma el tiempo presente: “Él volvió muchas veces, pero viene menos ahora. Pasa semanas sin asomarse. Ayer lo vi, me miró largo rato y se fue bruscamente”.

Tiempo histórico: Los sucesos ocurren en París, en el siglo XX, a comienzos de la primavera. Se mencionan los siguientes lugares por los que pasea el protagonista: el Bulevar de Port Royal, avenidas St. Marcel y L’Hôpital, la biblioteca Saint-Geneviève y el Jardín des Plantes.

ATMÓSFERA NARRATIVA

Axolotl es un cuento que tiene aliento propio. Cortázar impregnó cada línea con una desesperación perturbadora que mantiene al lector angustiado de principio a fin. Desde el primer párrafo el lector se pregunta: ¿Por qué y cómo? , ya que el autor lanza la siguiente revelación: “Ahora soy un axolotl”.

Cortázar conduce ingeniosamente al lector hacia un clímax dramático y aterrador.

Para conseguir esta atmósfera Cortázar se vale de detalladas descripciones sobre los axolotl, haciendo gran énfasis en la escasa movilidad que poseen y en la comunicación casi mística de su mirada con el protagonista. Además, describe con minuciosidad la obsesión del protagonista y todas sus cavilaciones durante su hipnótica contemplación. El empleo de frases cortas y símiles están claramente pensados para transmitir sensaciones contradictorias.

ESTRUCTURA

El relato es circular. Es decir la estructura nace y muere en un mismo punto.

Inicia con el protagonista siendo un axolotl. Luego pasa a narrar lo que sucedió cuando éste era un hombre y explica la transmutación de hombre a anfibio. Y finalmente la narración retorna al presente, hablándonos de su actual condición como axolotl dentro del acuario; tal como se hallaba al inicio.

FIGURAS LITERARIAS

Axolotl, enseña la belleza que aporta a un relato el uso de las figuras literarias o estilísticas. Veamos algunas de las más resaltantes junto a extractos del cuento:

Metáfora:

….mirando con sus ojos de oro a los que se acercaban.

París abría su cola de pavo real.

Símil:

Vi un cuerpecito rosado y como translúcido (pensé en las estatuillas chinas de cristal lechoso), semejante a un pequeño lagarto de quince centímetros…

Y entonces descubrí sus ojos, su cara, dos orificios como cabezas de alfiler…

Descripción:

Por el lomo le corría una aleta transparente que se fusionaba con la cola, pero lo que me obsesionó fueron las patas, de una finura sutilísima, acabadas en menudos dedos, en uñas minuciosamente humanas.

Paradoja:

Oscuramente me pareció comprender su voluntad secreta…

…algo infinitamente perdido y distante seguía sin embargo uniéndonos.

Pleonasmo:

mirando con sus ojos de oro a los que se acercaban.

…la piedra sin vida.

Sinestesia:

…me devoraban lentamente por los ojos

Personificación:

Los ojos de los axolotl me decían de la presencia de una vida diferente…

Espiaban algo (los axolotl)…

INTERPRETACIÓN PERSONAL

Al cuento Axolotl se le han dado muchas interpretaciones; algunas coinciden y otras no. Para mí, este cuento es una metáfora de la soledad (un tema recurrente en los personajes cortazarianos), el autoconocimiento, la muerte y el sentido de la vida.

El protagonista se vio reflejado en los axolotl. Eran como un espejo en el que por primera vez en su vida pudo mirarse por dentro. Y mientras más los contemplaba, más se descubría a sí mismo: “Los ojos de los axolotl me decían de la presencia de una vida diferente, de otra manera de mirar”. Pero llega un momento en que todos aquellos decubrimientos lo aterrorizan y es entonces cuando, carente de valentía, decide no enfrentarlos y queda preso del autoengaño (atrapado dentro de un axolotl), obedeciendo a sus costumbres. Pero lo que se queda en el axolotl es la consciencia adquirida o revelada sobre sí mismo; el hombre se marcha para seguir su vida como un títere del sistema sin un propósito en la vida.

Libros que te pueden interesar:

Ricardo Pedreira Ulloa, un escritor alcohólico y en horas bajas que regresa a su Galicia natal, a la isla donde creció, para recuperar la inspiración perdida y sanar un cuerpo colmado de excesos. Allí se encuentra con una misteriosa mujer de profundos ojos verdes que logrará que esa ansiada inspiración regrese, pero que también despertará en él otra clase de sentimientos. Y lo hará a través de una simple pregunta: «¿Sabes quién soy?».

Jhoanna Bolriv (Janna Bolriv) Ver todo

Escritora de día y lectora beta de noche. Adicta a la construcción de personajes engullidos por deseos aciagos. Amante de los thrillers, las novelas del género negro, policíaco, de misterio, terror y aventuras. No puede vivir sin el placer del chocolate y del queso. Cinéfila y manitas.

6 comentarios sobre “Análisis del cuento, Axolotl, de Julio Cortázar Deja un comentario

  1. Excelente reseña, como siempre, Janna. Permíteme contribuir, de modo muy pequeño, a tu hermenéutica, con información que muy probablemente Cortázar supiera: El ajolote es un anfibio endémico mexicano con un par de peculiaridades ampliamente documentadas. La primera de ellas es su “eterna juventud”: Su maduración sexual es de las más tardadas dentro del reino animal batracio; y, su capacidad de regeneración, que si bien se registra en algunos lagartos, en el ajolote puede llegar a extremidades completas. Como especimen, es fascinante, forma parte de la mitología azteca. Y sin duda, no son muchos los acuarios que poseen un ejemplar. Abrazote…

    Le gusta a 1 persona

    • Estupenda tu aportación, amigo. El axolotl es un animal increíbe y misterioso. Todo la mitología que lo envuelve es fascinante. Cortázar debió sentirse facinado por el ajolote y lo escogió para su relato precisamente por todo lo que encierra.
      Yo todavía no he visto ninguno en persona pero me encantaría; por supuesto teniendo cuidado de no quedarme atrapada en sus ojitos de oro jejeje..
      Abrazos amigo mío 🙂

      Le gusta a 1 persona

  2. Definitivamente de las mejores paginas que he llegado a conocer a lo largo de mi vida, recomendadisisisisisisma jajajajaj
    Muy buen trabajo, se nota realmente el manejo del tema y como eres capaz de explicar todo esto de una forma tan simple pero tan correcta. 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: