Saltar al contenido

Microrrelato: La náufraga del Faro del Fangar


Aquella tarde ventosa, mientras las olas se estrellaban sobre mis pies, el bramido del mar empezó a traducírseme en palabras. Palabras que ahora transcribo en este relato.

Cuando allí no existía el faro, durante un temporal, hubo un fatal naufragio.

El agresivo viento zarandeó la embarcación y la potencia del mar debilitó su vieja madera. De los pasajeros, tan solo uno llegó a la playa: Celina Peralta. Que, embarazada de ocho meses, casi dio a luz en el agua. Berreando se hincó sobre la arena y tras dos largos pujidos el llanto del bebé alivió su desgracia. Pese a que la noche, espesa como el óleo, impedía verle rostro.

Cortó el cordón umbilical con el filo de una concha de caracola, y se durmió optimista de que al siguiente día hallaría un pueblo cercano.

Al amanecer vio que el bebé tenía una mancha en la barbilla. Era áspera, fluorescente y desprendía un gel incoloro. Pero apenas tuvo tiempo de reflexionar en ello. Una mujer se acercaba desde el mar hacia la arena. Celina intentó levantarse, pero estaba adolorida, así que se arrastró con el niño bien agarrado.

Cuando la mujer se agachó a su lado, un susto sacudió el pecho de Celina, aquella criatura femenina tenía el cuerpo revestido de escamas.

—El niño nos pertenece. Es el precio que debes pagar por acceder a nuestra ayuda.

El recuerdo que, como un sueño, permanecía atascado en su memoria le aclaró aquella cruel sentencia: cuando se hundía en la profundidad marina había usado sus últimas fuerzas para suplicar, a “quién” la oyera, que le salvara la vida.

Tres días después la encontraron deshidratada y aturdida. Al contar lo sucedido la dieron por trastornada. Ser la superviviente de un evento tan traumático era un peso que casi nadie podía soportar.

Jhoanna Bolriv

Julio, 2020

**Todos los derechos reservados.

Jhoanna Bolriv (Janna Bolriv) Ver todo

Escritora de día y lectora beta de noche. Adicta a la construcción de personajes engullidos por deseos aciagos. Amante de los thrillers, las novelas del género negro, policíaco, de misterio, terror y aventuras. No puede vivir sin el placer del chocolate y del queso. Cinéfila y manitas.

4 comentarios sobre “Microrrelato: La náufraga del Faro del Fangar Deja un comentario

  1. Reblogueó esto en A.G.A. | IMECUy comentado:
    Fantástica historia. Un precio a pagar, una vida por otra. En cualquier caso; pienso que la suerte estaba echada…, echa, decidida…, aún sin el poder de elección…, ya que una madre por lo general daría su vida, por un hijo y un destino seguro vivo. Por tanto el resultado es justo y claro. Seguro que aquella madre pidió; un auxilio a dos, un destino tuvo otro criterio ya decidido… . Y esta ocasión, puesto que soy padre, con hija, añadir. En defensa de hombre que también hay íntegros, seguros en lo más absoluto, que también darían su vida por un hijo, eso es todo, dicho con todo respeto a la mujer y madre.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: