Reseña: Una familia normal, de Mattias Edvardsson «¿Hasta dónde llegarías para mantener unida a tu familia?»

Una familia normal, del escritor sueco Mattias Edvardsson, es un thriller psicológico que hurga en la paternidad y la familia mostrándonos las dos caras de la moneda: padres e hijos. Un sensible drama familiar que nos hace meditar en lo poco o casi nada que conocemos a nuestros hijos y pareja. Y en las cosas que no nos decimos…esos actos que ocultamos para que nuestra imagen moral no se derrumbe ante sus ojos.

Los protagonistas son Adam, Ulrika y Stella, la hija de ambos. Adam es pastor de una iglesia, Ulrika una abogada penalista y Stella, una adolescente de diecinueve años muy peculiar, rebelde e indomable. Una familia normal y corriente de la ciudad de Lund hasta que todo cambió.

DATOS DE LIBRO

Título: Una familia normal

Autor: Mattias Edvardsson

EditorialSalamandra

Género: Thriller psicológico, domestic noir

Año: 2021

Páginas: 480

RESEÑA

Una familia normal comienza cuando Adam está fuera de la sala del tribunal esperando a que lo llamen a declarar en el juicio oral que se está celebrando contra su hija Stella, acusada de asesinar a un hombre de treinta y dos años. El pastor está hecho un manojo de nervios, claramente devastado y dolido por la situación de su hija.

Tras este inicio condensado en un breve prólogo narrado en tercera persona, la historia se divide en tres partes: la primera narrada por el padre, la segunda por la hija y la tercera por la madre.

Cada personaje cuenta, en primera persona (desde su perspectiva y subjetividad), los hechos acaecidos los días previos a la encarcelación de Stella y revela detalles del pasado de la familia con breves flashbacks y retornando constantemente al presente.

A veces los narradores nos hablan de un mismo evento sin embargo no nos aburren ni nos da la sensación de ser repetitivo ya que cada personaje aporta una perspectiva totalmente diferente. De este modo la novela se construye en tres dimensiones, lo cual es, sin duda, lo mejor de la novela. Edverdsson hizo un gran manejo de este recurso literario conocido como narradores múltiples.

Profundidad psicológica de los personajes

La profundidad psicológica de Adam y Ulrika hace imposible no empatizar con su dolor. Incluso si no eres padre o madre. Los sentimientos que los embargan te tocan y hacen que te preguntes: «¿Qué haría yo en su lugar? ¿Qué haría por mantener a mi familia unida?». Y es que ni te atreves a juzgarlos porque tienen razón en sus actos. Ambos sufren mucho por su hija, cada uno a su manera y harán lo que sea necesario para salvarla de ir a la cárcel; aunque cada uno a espaldas del otro.

Stella por su parte es una jovencita rebelde, nada fácil de llevar, que trabaja en una tienda como dependienta porque está ahorrando dinero para hacer un largo viaje por Indonesia. Desde pequeña ya se veía más despierta que muchos niños de edad, inteligente y capaz de cuestionarlo todo. Pero además tiene una tendencia a la violencia repentina que da mucho que pensar. Y sus actos a espaldas de sus padres nos llegan a sorprender.

Temas secundarios

Como temas secundarios tenemos unas buenas perlas. Edvardsson hace crítica social sobre asuntos de actualidad. Como por ejemplo los ataques en redes sociales hacia una persona acusada de asesinato y hacia su familia. También zarandea al patriarcado cuando dos chicas violadas prefieren no denunciar para no pasar la tortura del proceso penal.

El ritmo narrativo de Una familia normal es vertiginoso, con capítulos cortos, diálogos fluidos y frases cortas.

Es una una lectura que te atrapa. Desde las primeras páginas querrás saber más de estos personajes tan verosímiles, con un mundo interior sólido e intrigante. Y por supuesto, descubrir si Stella es o no culpable del crimen ya que la duda se cierne hasta el último momento.

Y tú, ¿has leído esta novela? ¿Te gustó la reseña?

Como siempre, te leo en los comentarios y nos vemos en la próxima entrada.

Un abrazo,

Janna

Mi reseña anterior: Todos buscan a Nora Roy.

Deja un comentario