Una Luz para Frank #cuentosdeNavidad

—¡Ya voy! —gritó Frank con voz ronca. El timbre había sonado por tercera vez, pero a sus setenta años no le parecía buena idea correr. Era el cartero con una carta certificada. La recibió y firmó la notificación. Tras quedarse solo, abrió apresuradamente la carta.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: