Un verano que los flechó para siempre

  Cuando despertó, todavía estaba allí. Junto a él, como en el lugar más cálido y confortable en el que nunca había estado. Agarraba con firmeza los fornidos hombros Elvis. Pensó en ese instante que aquellos bíceps desnudos, tan sutilmente bronceados por el verano de agosto, lucían perfectos con la playera azul añil que él… Seguir leyendo Un verano que los flechó para siempre