Hace bien llorar un poco

Esta larga estadía entre paredes nos empuja a mirar hacia dentro, a despojarnos de la frivolidad y a reconectarnos con nuestros másíntimos sentimientos. Y eso da miedo… Miedo a lo que descubriremos estando a solas con nosotros mismos, libres del agitado ritmo social. Porque al abrir la polvorienta puerta que conduce hacia nuestro interior recibiremos… Seguir leyendo Hace bien llorar un poco